Slideshow Image 1
Slideshow Image 2
Slideshow Image 3

Las Gaviotas

En un rectángulo perfecto entre la Av. Almirante Brown, la Av. San Martín, la Av. Monte Hermoso y la costanera marina, son exactamente 77 las manzanas que componen el pequeño poblado de Las Gaviotas.

Esta localidad, que en los últimos años ha comenzado a tomar vuelo propio, posee sólo 7 cuadras que se encuentran enclavadas entre las localidades de Mar de las Pampas y Mar Azul.

Hay que estar muy atento cuando se recorre la Av. Punta del Este, ya que en la intersección con la Av. Almirante Brown es que empieza el poblado, el cual termina en la Av. Gral. San Martín. Sin embargo, es la arquitectura mediterránea de sus aparts y resorts la que en forma inmediata nos demuestra que estamos en Las Gaviotas.

Aquí las construcciones han sabido conjugar la belleza de los materiales francos, como la piedra, la madera, el vidrio y, por qué no, el agua, ya que la mayoría de estos complejos mira al mar desde cualquier ventana de sus habitaciones.

Algo similar ocurre con sus calles, que permiten observar la playa gracias a que el bosque y sus medanos aquí se han permitido tomarse un breve respiro que no existe en Mar Azul ni en Mar de las Pampas.

El mar es el principal protagonista de Las Gaviotas que posee dentro de sus excelentes complejos todos los servicios y comodidades para que no se necesite nada del mundo exterior. Y para sólo salir cuando se lo crea necesario. Para volar, como lo hacen las gaviotas que merodean el poblado.

Cuenta la historia, que luego del surgimiento de Villa Gesell, estas tierras, a las que se sumaron Mar de las Pampas y Mar Azul quedaron a la vera de Dios y del paso del tiempo, ya que por diferencias irreconciliables, el asfalto decidió llegar hasta el final de la villa, y un casi imposible camino de arena llegaba hasta lo que hoy sería Las Gaviotas.

El paso del tiempo hizo que hoy, si bien no se encuentra pavimentado por decisión de sus habitantes, el camino hacia Las Gaviotas se encuentra en perfecto estado de mantenimiento, y gracias a ello hoy miles de visitantes se dan cita todos los años para disfrutar este nuevo balneario de la costa atlántica.